Recomendaciones generales para los pacientes que sufren de la columna vertebral

A continuación podrá navegar entre las diferentes recomendaciones para las patologías que como especialista en Patología  y Cirugía de la Columna Vertebral trata el Dr. Diaz de Atauri.

Esta información en cualquier caso no constituye una guía de tratamiento y no sustituye la opinión de un médico o un cirujano especialistas en cada caso en particular.

Ejercicios

Sí­, los ejercicios pueden ser útiles. Comience haciendo estiramientos. Inclínese hacia adelante y hacia los costados. Empiece estos ejercicios cuando la espalda esté un poco más fuerte y no le duela tanto. La meta del ejercicio es hacer que la espalda y los músculos del estómago se fortalezcan. Esto disminuirá la presión sobre el disco y hará que le duela menos. Pregunte a su médico sobre los posibles ejercicios para la espalda que puede realizar, cuándo y que otras actividades deportivas puede realizar.

Si desea realizar alguna tabla de ejercicios puede pinchar en estos enlaces:

Tabla de Ejercicios Cervicales

Tabla de Ejercicios Dorsales

Tabla de Ejercicios Lumbares o esta otra tabla

Vuelta a casa tras intervención de la columna

¿Cómo es la recuperación tras la cirugía?

La mayoría de los pacientes regresa a su hogar dentro del plazo de 24 a 48 horas después de la cirugía, dependiendo de la complejidad de cada cirugía o de las enfermedades que padezca el paciente.

Una vez en su casa, durante las primeras seis semanas, debe evitar conducir, permanecer sentado durante períodos prolongados, levantar pesos excesivos y echarse hacia delante. Algunos pacientes mejorarán mediante un programa de rehabilitación supervisado después de la cirugía. Consulte a su cirujano

Deberá preguntarle a su médico si debe hacer ejercicio para fortalecer su espalda y cómo prevenir la recurrencia.

Recomendaciones tras una intervención en la Columna

Usted ha estado ingresado en el hospital para una cirugía de la columna vertebral.

Le pueden haber hecho una de estas cirugías:

  • Discectomía: cirugía para extirpar todo o parte del disco.
  • Foraminotomia: cirugía para ensanchar la abertura de la espalda donde las raíces nerviosas salen de la columna vertebral.
  • Laminectomía: cirugía para extirpar la lámina, dos huesos pequeños que constituyen una vértebra, o los espolones óseos en su espalda, para aliviar la presión de los nervios raquídeos o de la columna vertebral.
  • Artrodesis vertebral: fusión de dos o más vértebras para corregir problemas en la columna vertebral.

En Casa

La recuperación después de la discectomía normalmente es rápida.

Después de una laminectomía o la foraminotomía, usted todavía puede sentir dolor, entumecimiento o debilidad a lo largo del recorrido del nervio que estaba bajo presión. Estos síntomas deben mejorar después de algunas semanas y pueden hacerlo de forma lenta y progresiva.

La recuperación después de la discectomía es más prolongada y usted no podrá retornar a las actividades tan rápidamente. Puede precisar al menos de 3 a 4 meses tras la cirugía para empezar a encontrarse mejor e incorporarse a su trabajo pero la cicatrización puede continuar durante al menos un año.

Si a usted le practicaron una artrodesis vertebral, probablemente estará fuera de baja durante al menos 4 a 6 meses si su trabajo no es muy extenuante.

La duración de la recuperación también depende de qué tan malo era su estado antes de la cirugía.

Cuidado de la herida

Sus vendajes/apósitos se retirarán dentro de 10 a 15 días. Si no sucede, puede retirarlas usted mismo después de ese tiempo.

Puede sentir entumecimiento o dolor alrededor de la incisión, y puede verse un poco roja. Revísela todos los días para ver si:

  • Esta más roja, hinchada o supurando más líquido.
  • La nota caliente.
  • Comienza a abrirse.

Pregunte a su cirujano cuándo puede bañarse de nuevo. Asegúrese que su baño sea seguro:

  • Intente mantener la incisión seca durante los primeros 5 a 7 días, si no pudiera, deje el apósito puesto durante el aseo y retírelo tras el mismo, seque la herida con una toalla limpia, aplique povidona iodada u otro desinfectante y tape nuevamente con un apósito nuevo.

NO fume ni consuma productos derivados del tabaco después de una cirugía de columna. Evitar el tabaco es todavía más importante si usted se sometió a una fusión o un injerto.

Actividad

Usted necesitará cambiar la manera en la que hace algunas cosas. Trate de no sentarse más de 20 o 30 minutos a la vez y siempre de forma progresiva conforme va mejorando el dolor. Duerma en cualquier posición que no cause dolor en la espalda. Su médico le dirá cuándo puede reanudar su actividad sexual.

Puede que precise el uso de un corsé rígido o una faja lumbar para ayudar a sostener su espalda:

  • Use el corsé o la faja cuando esté sentado o caminando.
  • No necesita usar el corsé o la faja cuando esté sentado en el costado de la cama por un período corto de tiempo ni cuando use el baño por la noche. Tampoco lo precisa para dormir.

NO se doble por la cintura. En lugar de eso, doble sus rodillas o póngase en cuclillas para levantar algo. NO levante ni cargue nada más pesado de 5 kg aproximadamente por lado). Esto significa que no debe levantar la canasta de la ropa sucia, las bolsas del supermercado, ni niños pequeños. Debe evitar levantar objetos por arriba de su cabeza hasta que la fusión sane.

Otra actividad:

  • Pasee de forma breve durante las primeras 2 semanas después de la cirugía. Después de eso, puede incrementar lentamente la distancia que camina.
  • Puede subir y bajar las escaleras una vez al día durante 1 o 2 semanas, si esto no le causa mucho dolor o molestia.
  • NO comience a nadar, jugar golf, correr, ni otras actividades extenuantes hasta que vea a su cirujano. También debe evitar aspirar y las labores del hogar.

Su cirujano puede recetarle fisioterapia para que aprenda cómo moverse y cómo realizar las actividades de una manera que evite dolor y mantenga su espalda en una posición segura. Estas pueden incluir la manera de:

  • Levantarse de manera segura de la cama o de una silla
  • Vestirse y desvestirse
  • Mantener su espalda segura durante otras actividades, incluso levantar y cargar artículos
  • Hacer ejercicios que fortalezcan sus músculos de la espalda para mantener la espalda estable y segura

Su cirujano puede ayudarle a decidir si y cuándo puede regresar a su trabajo.

Viajar en o conducir un automóvil:

  • NO maneje conduzca los primeros 3 meses después de la cirugía. Después de estos 3 meses, puede hacer viajes cortos.
  • Viaje distancias cortas como pasajero en un automóvil. Si el viaje del hospital a su casa es largo, deténgase cada 30 a 45 minutos para estirarse un poco.

Manejo del dolor

Su médico le dará indicaciones para la toma de la medicación analgésico y durante cuánto tiempo. Si va a realizar una actividad, tome el analgésico media hora antes de comenzar.

Cuándo llamar al médico

Llame a su médico o acuda al servicio de Urgencias si usted presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Escalofríos o una fiebre por encima de 38.0° C
  • Más dolor donde le practicaron la cirugía
  • Supuración de la herida o la supuración es verde o amarilla
  • Pierde la sensibilidad o tiene un cambio de sensibilidad en los brazos (si le hicieron una cirugía en el cuello) o en las piernas y los pies (si le practicaron una cirugía en la región lumbar)
  • Dolor torácico, dificultad para respirar
  • Hinchazón
  • Dolor en las pantorrillas
  • Su dolor de espalda empeora y no mejora con reposo y analgésicos
  • Dificultad para orinar y controlar sus deposiciones

Recomendaciones para la "Vuelta al Trabajo"

Con el fin de ayudar a evitar volverse a lesionar la espalda en el trabajo, o lastimarla en primer lugar, siga estos consejos, aprenda cómo levantar cosas de la manera correcta y haga cambios en el trabajo, si es necesario o posible.

Consejos para ayudar a prevenir el dolor de espalda cuando retorne al trabajo

El ejercicio ayuda a prevenir futuros dolores de espalda.

  • Haga un poco de ejercicio cada día. Caminar es una buena manera de mantener su corazón saludable y sus músculos fuertes. Si caminar es demasiado duro para usted, trabaje con un fisioterapeuta para desarrollar un plan de ejercicios que usted pueda hacer.
  • Siga haciendo los ejercicios que le han demostrado que fortalecen los músculos del tronco, los cuales le brindan soporte a la espalda. Una musculatura del tronco más fuerte disminuirá el riesgo de nuevas lesiones en la espalda.

Si usted tiene sobrepeso, pregúntele al médico cómo puede bajar algunos kilos de más. Llevar peso extra le agrega tensión a la espalda sin importar el tipo de trabajo que haga.

Los viajes prolongados en vehículo, al igual que subirse y bajarse del coche, pueden ser muy penosos para su espalda. Si tiene un viaje largo de ida y vuelta al trabajo, contemple la posibilidad de hacer algunos de estos cambios:

  • Ajuste el asiento del vehículo para que sea más fácil subirse, sentarse y bajarse. Corra su asiento lo más adelante posible para evitar agacharse hacia delante cuando esté conduciendo.
  • Si conduce largas distancias, pare y camine cada hora.
  • No levante objetos pesados inmediatamente después de un viaje largo en vehículo.

Aprenda a alzar cosas

Conozca cuánto puede levantar sin correr peligro. Piense en cuánto ha levantado en el pasado y lo fácil o lo difícil que fue. Si un objeto parece demasiado pesado o complicado, consiga ayuda para moverlo o levantarlo.

Si su trabajo requiere que usted realice levantamientos que pueden no ser seguros para su espalda, hable con su jefe o supervisor. Trate de averiguar cuál es el mayor peso que debe levantar.

Siga estos pasos cuando se agache y levante algo para ayudar a prevenir el dolor y la lesión en la espalda:

  • Separe sus pies para darle a su cuerpo una amplia base de soporte.
  • Ubíquese lo más cerca posible del objeto que vaya a alzar.
  • Agáchese con las rodillas, no por la cintura.
  • Apriete los músculos del estómago a medida que levante o descargue el objeto.
  • Sostenga el objeto lo más cerca que pueda a su cuerpo.
  • Levántelo lentamente, usando los músculos de la cadera y las rodillas.
  • A medida que se ponga de pie con el objeto, NO se agache hacia adelante.
  • NO tuerza la espalda mientras se agacha para alcanzar el objeto, lo levanta o lo transporta.
  • Póngase en cuclillas a medida que descarga el objeto, usando los músculos en las rodillas y las caderas.

Algunos médicos recomiendan el uso de un corsé o faja semirrígida para la espalda con el fin de ayudar a brindarle soporte a la columna. Un corsé/faja semirrígida puede ayudar a prevenir lesiones en los trabajadores que tienen que levantar objetos pesados; sin embargo, utilizarlo demasiado puede debilitar los músculos del tronco que le brindan soporte a la espalda, llevando a que los problemas de dolor de espalda sean peores, por tal razón se recomienda de forma general colocársela cuando se vaya a realizar el sobreesfuerzo o si este fuera continuo no más de 8 horas seguidas. Además siempre deberá hacer ejercicios de estiramiento tras la retirada de la corsé/faja semirrígida.

Recomendaciones respecto a cambios en el trabajo

Si su dolor de espalda es peor en el trabajo, hable con su jefe o supervisor. Puede que su puesto de trabajo no sea ergonómicamente correcto o precise de sistemas de ayudas mecánicos. Hable con el servicio de prevención de su empresa. De forma genérica se recomienda:

  • Si usted se sienta frente a un ordenador en el trabajo, verifique que su silla tenga un respaldo recto con un asiento y espaldo ajustables, apoyabrazos y asiento giratorio.
  • Pregunte por la posibilidad que evalúe su área de trabajo o los movimientos el servicio de prevención de la empresa para ver si le servirían cambios como una silla nueva o una alfombra acolchada bajo los pies.
  • Levántese y camine durante la jornada laboral. Si puede, realice una caminata de 10 a 15 minutos en la mañana antes del trabajo y al mediodía.
  • Evite estar de pie durante largo tiempo. Si debe estar de pie en el trabajo, ensaye descansando un pie sobre una silla, luego el otro pie. Siga alternando durante el día.
  • Tómese los medicamentos según sea necesario. Si necesita tomar medicamentos que le producen sueño, como analgésicos narcóticos y relajantes musculares, hable con su jefe o supervisor.

Recomendaciones de la NASS (North American Spine Society)

La NASS (North American Spine Society) ha editado para su difusión entre los pacientes una serie de guías sobre las diferentes que afectan a la columna vertebral. Dichas guías están disponibles para su descarga al público desde la página web que han creado para informar al público.

Puedes acceder a dicha página pinchando sobre el enlace, www.knowyourback.org

Si lo prefiere puedes descargar dichas guías de información para los pacientes pinchando sobre la que le interese. El idioma en el que se encuentra disponible esta entre paréntesis (ES para castellano, EN para inglés):